Colombia

Anibal Faccendini, Catedra Libre del Agua - Universidad Nacional de Rosario, Argentina
Published: 6 years, 6 months ago (06/01/2012)
Updated: 4 years, 3 months ago (09/08/2014)

Es una república con un régimen unitario. Tiene 42.888.592 de habitantes en la actualidad.

Tiene un difundido sistema público de prestación de agua y cloacas (alcantarillado). Una de las empresas de servicios sanitarios a mencionar son las Empresas Públicas de Medellin (EPM). No obstante que esta entidad trabaja en base a cuatro áreas del Pacto Global de la ONU al que adhirió, que son : derechos humanos, stándares laborales, medio ambiente y anticorrupción, zonas periféricas de la ciudad es deficiente el acceso al agua. Los pobres son más pobres.. Ha establecido esta entidad un Plan Ambiental Estratégico 2008-2012 cuya estrategia se aborda desde el diagnóstico ambiental.

En el 2005 la cobertura del servicio de agua potable alcanzó 83% y el porcentaje de saneamiento a un 73%. En el 2007,  593.087 hogares carecían de servicio sanitario lo cual es muy significativo. El saneamiento en este año llegó a 75%. El acceso al agua a un 87%. No obstante lo falencial del acceso al derecho al agua, se puede observar una tendencia progresiva de dar respuestas. De suyo en un proceso contradictorio.

En el período 2010-2012 según información de la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios del año 2011, el porcentaje de la población que recibió agua apta para el consumo en el 2010, en un nivel de riesgo por debajo del 5%, fue sólo del 40,8%. Esto significa que el 28,9%, casi un 30% consumió o recibió agua no apta, con un porcentual superior al 5,1%. Ello significa que 13.161.600 recibieron y consumieron agua no apta. Respecto al porcentaje restante se carece de información porque las autoridades de salud no la suministraron a la Superintendencia. De este guarismo, el mayor porcentaje cae en los municipios rurales, habida cuenta que en los urbanos el agua es de mejor calidad. El decreto 1575/2007 que establece la calidad que debe tener el agua, nos sugeriría que el porcentaje que no se tiene información, tampoco respondería a parámetros de calidad para la salud de la población. En este caso concreto podemos observar, la violación al derecho humano al agua y al saneamiento como así también al derecho a la salud. Sin lugar a dudas ha sucedido en otros momentos, sucede en el presente en éste y otros países de Américla Latina, pero lo importante aquí es que el propio Estado, el que reconoce esta falencia tan grave y pone al descubierto la indefensión de la población. Y otra cuestión, que el agua en red, que el agua corriente, que se la asocia como potable y apta para el consumo, no es así. Puede estar en tuberías y no ser apta. Con lo cual debemos insistir que el derecho humano al agua, se refiere al agua que sea saludable y sana para el hombre. Para no caer en datos que no condicen con la realidad. Esto en un proceso desigual y combinado, no es alterado por los descuentos de gastos en las facturas del agua para los sectores humildes, es positivo, pero no compensa lo antes descripto. También se ha vulnerado el derecho al agua con los cortes, en abril de 2010, en la localidad de Ibagué, 500 mil personas no tuvieron agua y proveyó el municipio mediante tanques o camiones cisternas.