Bolivia

Anibal Faccendini, Catedra Libre del Agua - Universidad Nacional de Rosario, Argentina
Published: 6 years, 6 months ago (06/01/2012)
Updated: 4 years, 3 months ago (09/08/2014)

Es un Estado desde la Constitución de 2009, plurinacional . Tiene 8.274.325 (2001) de habitantes y su extensión territorial es de 1.098.580 km2. Por datos del año 2010 la población treparía a 10 millones de personas.

Luego de la “Guerra del Agua” en el año 2000 en Cochabamba con la expulsión de Aguas del Tunari (Bechtel), retirando el reclamo en el CIADI en el 2006 .

Luego los conflictos con Agua del Illimani (grupo Suez), en el Alto y La Paz en el 2005 finiquitándose el conflicto en el 2007. Dándose la constante de altas tarifas y la no realización de inversiones por parte de Suez y Bechtel.

Luego de esta etapa de recuperación pública del agua y el saneamiento por la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS).

Productos de las luchas por el agua, reconoce como derecho constitucional el acceso al agua y al saneamiento. Así, la Constitución de Bolivia vigente considera en el artículo 16 inciso 1 que las personas tienen derecho al agua y a la alimentación y el artículo 20 plantea la publicización del agua porque debe ser garantizada por el Estado y excluye toda privatización. El artículo 309 expresa que lo concerniente al agua debe ser pública y admnistrada por empresas públicas, o cooperativas excluyendo la injerencia de manos privadas. Así también los artículos 373 y 374 expresan la importancia del agua como un derecho a la vida y que el Estado debe garantizar en forma equitativa y sustentable a todos los habitantes..

Según datos del 2003 el 70% de la población accedía al agua potable por red. En cuanto a saneamiento, contando aun con baños precarios llega al 31%. . Importante es denotar que datos del 2003, nos sindican que Bolivia por cantidad de agua y habitantes estaría en el lugar 16 sobre 180 países, pero si tomamos la calidad llega al lugar 67 sobre 122 países.

Según la UNFPA de la ONU, en el período 200-2008, se ha mejorado las instalaciones de saneamiento a un 25% de la población.

Según los ODM de Naciones Unidas al 2008 Bolivia, se ubica por debajo de la mitad de países de A.Latina con acceso a agua buena.

Para cumplir con los ODM de la ONU entre el 2008 al 2015 en América Latina se deberían incluir 36,8 millones de personas (5,3 millones anuales) de acceso a agua segura y al saneamiento en el mismo período se tienen que incluir 68,6 millones de personas (a razón de 9,8 millones de seres humanos). Hacia el año 2010 según la Fiscalización y Control Social de Agua Potable y Saneamiento Básico (AAPS) el 70 % accede al servicio de agua (siete millones) y que tres millones lo carece y el saneamiento llega a 55% lo que implicaría a 5,5 millones de personas.

En el período 2010 a 2011 ha habido positivos avances sobre el acceso al agua y a saneamiento, pero falta mucho poder cumplir con los ODM. Bolivia como el resto de los países de América Latina y no obstante la preocupación del Estado en la materia, está atravesada por la escasez de recursos económicos para las inversiones necesarias. Este problema estructural se ha satisfecho con planes a largo plazo. Sin embargo Bolivia legalmente se ha convertido en vanguardia en materia legislativa al constitucionalizar el derecho al agua y al saneamiento en el 2009. El derecho humano al agua Resol 64/292 de la ONU, cristaliza los años de lucha del pueblo boliviano e impone un desafío para el resto de América Latina, el de concretarlo. A nivel de los medios de prensa a los que accedimos se puede conjeturar una tirantez entre la actividad minera y la agrícola por la utilización y contaminación del agua de la primera. Luego, la natural tensión de sequía del suroeste y la abundancia del este y también en menor escala, pudimos detectar la contaminación en sí del agua por elementos de heces fecales entre otros.. Por último, según UNICEF en el 2011 1.245.651 (29,2%) de niños y adolescentes no tienen baños o servicio sanitario y 616 mil (14,4%) no tiene agua segura, con lo cual, entre otras cuestiones, los hace pobres. El 58% de los niños sufren privaciones, entre ellas el no acceso al agua y al saneamiento.