Argentina

Situation actuelle du droit à l'eau en Argentine, en marche pour son inscription dans la législation nationale
Anibal Faccendini, Catedra Libre del Agua - Universidad Nacional de Rosario, Argentina
Published: 5 years, 8 months ago (10/09/2012)
Updated: 3 years, 9 months ago (09/08/2014)

Situación del derecho al agua en Argentina

Introducción

Descripción

Es un país federal. Lo cual dificulta el análisis por la autonomía y diversificación de la información. 

Este país se encuentra estructurado jurídica y políticamente, según la Constitución Nacional de 1994, bajo el sistema republicano, representativo y federal. Consta de 23 provincias, que tienen autonomía y sus propias Constituciones Provinciales. Que de suyo se deben adecuar y respetar la Constitución Nacional. Asimismo, el gobierno federal reside en la ciudad de Buenos Aires, que consta de un status especial de autonomía. La cantidad de habitantes en Argentina es de 40.091.359, con alta concentración en la ciudad de Buenos y Gran Buenos. La provincia homónima presente 15.594.428 habitantes y la capital federal 2.891.082.

Los bienes naturales como el agua dulce, pertenecen en principio al dominio de las provincias. Ello implica, que cada Estado provincial tiene su propia legislación y abordaje de esta temática. De suyo, entonces problematiza la investigación habida cuenta, la diversidad en la cantidad de tantos Estados subnacionales.

Metodología y análisis

Se recurrió a distintas fuentes de los organismos oficiales que figuran en internet. Así también a los efectos de tener un acceso a la realidad social y a la percepción popular, se recurrió también a fuentes periodísticas.

Es importante remarcar, la dificultad encontrada en cuanto a los obstáculos para acceder a datos oficiales en sí y por lo desactualizado de los mismos.

No se pudo tomar solamente desde el 28 de julio de 2010 día de la Resolución nro. 64 de la ONU, que establece el día de declaración del agua y saneamiento como derecho humano fundamental. Porque estaban desactualizados y no marcaban datos de relevancia. Por eso se tomó desde 2005 al presente.

Habida cuenta que los datos oficiales dejaban la suspicacia de no dar datos de la realidad concreta, es que insistimos, recurrimos a lo que sucedía vía las noticias del lugar.

El método entonces fue de análisis crítico, observación e histórico comparativo.

Las técnicas para lograrlo fueron la documentación existente, las noticias vinculante de los diarios del lugar y en algunos casos trabajo de campo a partir de observaciones in situ, interacción con los actores del lugar y en su caso entrevistas.

Este Informe es una aproximación de lo que sucede con respecto al derecho en el acceso al agua y al saneamiento en Argentina. Pero, no por ello deja ser importante, pues es una información reflexiva que pretende ser un emergente para generar inquietudes para que los lectores profundicen en una investigación o bien para tomar conocimiento, compromiso y movilización con la realidad del agua. Como sucedería con los diarios y periódicos escritos. Estos se acercan a temas para invitarnos a profundizarlos e inquietarnos. 

Adelantándonos podemos decir que los avances que ha habido son lentos e insuficientes. Marcan una morosidad en el cumplimiento del derecho humano del agua tanto en el plano legal como en el plazo de inversiones y compromiso públicos. Se puede observar que hay un proceso de sensibilización y de inserción en las agendas públicas, lo cual es un logro. También en algunos casos la incorporación de la cuestión hídrica en los discursos de los líderes gubernamentales.

Sin embargo, estamos en presencia de una gran lejanía que se concrete el derecho al agua y saneamiento como derecho humano esencial para todos.

Es de buen tino aclarar, dado los distintos parámetros que se toman, según los países sobre: ¿qué es el acceso al agua? ¿qué es el acceso al saneamiento?, tomamos el criterio de 365 días con 24 horas, como mínimo 100 litros de agua apta para el consumo por persona. Para marcar un paradigma necesario para los ciudadanos. Con respecto a la calidad del agua y al saneamiento seguimos los criterios de la OSM y UNICEF para los Objetivos del Milenio. Según datos de estas instituciones de la ONU, en el 2015 prevé que 605 millones de personas seguirían careciendo de acceso a agua apta para el consumo y 2.400 millones seguirían sin acceder a saneamiento.

No obstante, creemos que en el 2015, lamentablemente poco se modificara del guarismo de 1.100 millones de personas sin agua potable y 2.500 millones sin saneamiento, ello a la luz del informe Alburquerque de la ONU, que se necesitarían desde el 2011 al 2015 200 MM de dólares para llegar a bajar un 50% estos guarismos. Cuestión que nada indica que sucederá.

****

Despues de una breve presentación del estado de la legislación sobre el derecho humano al agua en Argentina, la presente nota concentra la atención sobre el accesso al agua dentro de 3 regiones del pais : la provincia de Buenos Aires y Capital Federal, de Córdoba y de Santa Fe.

A continuación, la nota presenta los resultados de un estudio sobre el problema particularmente grave del arsénico.

En fin, la nota termina con una breve conclusión general, la cual subraya el gran trabajo que aun se necesita para que el derecho humano al agua llegue a un nivel de realización satisfactorio en Argentina.

La legislación

El derecho al acceso al agua potable y al saneamiento, no está garantizado específicamente en la Constitución Nacional.

El artículo 41, lo toca lateralmente al plantear el derecho a un ambiente sano.

De las 23 Constituciones provinciales algunas mencionan el agua pero no garantizan su derecho a la accesibilidad. Lo abordan desde una òptica recursivista , es decir como un recurso económico, pero no como bien común de la vida en sentido lato. Otras Constituciones, no mencionan la temática del agua.

Vale mencionar que esta falencia, no obstante que Argentina votó favorablemente por la Resolución 064/292 de la ONU, no ha sido reparada.

En Argentina, no está legal y específicamente garantizado el derecho humano al agua y saneamiento. No se ha establecido ni en la Constitución Nacional como tampoco en las Constituciones Provinciales. Dicha falta tampoco ha sido suplida por leyes nacionales.  

El accesso al agua : el caso dentro de 3 provincias

Provincia de Buenos Aires y Capital Federal

La provincia cuenta con 15.625.084 de habitantes, es la provincia más grande de Argentina.

En la provincia el servicio lo presta el Estado provincial, las Municipalidades por derecho propio o por delegación convencional, cooperativas. En el 2006 los prestadores eran Agua y Saneamiento (AySA) que abarcaba también la Capital Federal, y en la provincia estaban Aguas Bonaerenses SA, Municipios y Cooperativas. En la cobertura de AySA antes del 2006 lo prestaba Aguas Argentina SA del Grupo Suez. Luego de marzo de ese año prácticamente se estatizó.

AySA cubre un total poblacional de 9.736.375 y al 2010 el déficit de cobertura trepaba a 1.500.000 habitantes y 3.500.000 de personas que no tienen saneamiento. Aspira mediante obras a incorporar a las personas excluídas. Situación que aún persiste. Calidad del agua, es relativa la información ya que la da la propia prestadora. No se accedió a una evaluación neutral e imparcial. En el 2010 AySa tomó 11.200 muestras de agua de 400 puntos fijos de las redes el 99,7% cumplieron el límite de turbiedad y 99,7% el nivel de los parámetros  bacteriológicos dosificados y el 95% cumplían con el límite de cloro residual dando garantía de la calidad bacteriológica.

ABSA presta el servicio de agua y saneamiento a 80 localidades en un territorio de 150 mil kilómetros cuadrados. Gestión Municipal en Berazategui, Marcos Paz. Cooperativas Piedricoop en la localidad de Piedritas. Comaco en Barrio Martín Coronado y un mínimo sector de Ciudad Jardín. Privatizada en la localidad de Pilar por la empresa Sudamérica de Aguas S.A., Camuzzi en Balcarse, Contrera Hnos en Campana, Gualtieri en Parque de la Costa.

Provincia de Córdoba

La provincia tiene 3.304.830 habitantes presentando. Cuenta con una superficie de 165.321 km2.Los prestadores de agua y saneamient en la ciudad está en manos privadas, la provisión del agua en la localidad más importante de la provincia se encuentra en manos de Aguas Cordobesas SA perteneciente en su totalidad al grupo Suez, hasta 2006, luego pasó a manos mayoritariamente de un grupo económico local Benito Roggio e Hijos SA (51%), Suez (5%), Sociedad General de Agua de Barcelona SA(5%), Banco de Galicia y Buenos Aires e Inversora Central SA (28%). Según la empresa privada el nivel de cobertura trepa el 98% en el 2009 y un 99% en el 2010. El resto de las localidades está en manos de cooperativas y municipios. Según el Censo de 2010 el 87,4% de los hogares tiene cobertura de acceso al agua. En cambio sólo el 38,32% accede a la red pública de cloacas. En la capital se accede a 50,4%.

Provincia de Santa Fe 

Connotación temática 

En Rosario, a partir de un trabajo de campo, en la tercera ciudad más importante de Argentina, como síntoma también de la ilegalidad de la pobreza, no del pobre, 100 familias en la zona de Cullen y Sorrente, noroeste de dicha ciudad, no pueden acceder integralmente al agua óptima ni al saneamiento.

También se relevaron 33 plazas y parques de la misma ciudad, constando que no hay acceso al agua pública, libre y gratuita, a dos años de la Resol. 64/292 de la ONU. No tiene bebederos públicos. Si tres con fuentes de agua, pero son para estética y no para que la gente pueda acceder al agua.La morosidad en cuanto a garantizar a todas las personas el agua potable data como mínimo de 1997. También se realizó trabajo de campo en la ciudad de Villa Gobernador Gálvez las tres importantes plazas de ésta localidad pequeña allende a Rosario, las personas no pueden acceder a agua pública libre y gratuita. Porque no hay bebederos o porque no funcionan. El impacto de escasez social del agua es de 230.000 personas. Una vez más los vulnerables son los pobres, la pobreza ilegal, no el pobre!. Pareciera que se lo castiga por serlo.

Barrio de Rosario (Arg.) ubicado en calles Sorrento y Cullen. Aproximadamente 100 familias que no acceden al agua potable. La pobreza es ilegal, Los pobres son víctimas de esta ilegalidad y sus consecuencias, como la de no acceder al agua.

Barrio ubicado en calles Sorrento y Cullen Rosario (Arg.). Se observan casas precarias, que no tienen instalaciones internas para agua potable, está afuera en un tanque comunitario que no alcanza. Ello se da en un marco donde hay zanjas con distintas contaminaciones, con afectación a la salud individual y social. 

La proviencia tiene 3.243.000 habitantes. Hasta el 2006 la prestación estaba en manos privadas en la empresa Aguas Provinciales de Santa Fe SA (grupo Suez), con la estatalización que se produce en febrero 2006 el agua fue a partir de allí prestada por la estatal Aguas de Santa Fe SA. sobre 15 localidades más importantes de la provincia. Sobre un marco poblacional 1.908.000 habitantes y el resto 912.000 habitantes en 347 localidades, con una cobertura del 68%, el resto no tiene ni siquiera red de agua. Con este análisis podemos ver entonces que sobre el total de 362 localidades, 15 tienen cierta cobertura del agua y cloacas y el resto 347 localidades, tienen una relativa dotación, calidad y continuidad del agua. Aproximadamente un millón de personas no tienen un acceso integral (fundamentalmente de calidad, luego continuidad y continuidad). Es un problema estructural que data desde hace 20 años. El Estado de Santa Fe, plantea que se necesitan una inversión de 1.500 millones dólares para once acueductos, y prevé un lapso de veinte años. Demasiado tiempo“Agua y Saneamiento. Derecho humano esencial. El bien común” UNR. Editora. Colección Académica 2011. Autor: Aníbal Ignacio Faccendini. “Derecho, Ciudadanía y Estado. El control ciudadano y la privatización del agua”. UNR Editora. Colección Académica 2007. Autor: Aníbal Ignacio Faccendini..

El arsénico, un problema mayor

Gran parte de Argentina, se encuentra bajo sedimentos geológicos de arsénico. Lo cual implica gran desafío a la salud, por su gravedad y también para el Estado y la comunidad. Aproximadamente 2.500.000 de personas están expuestos al arsénico. Por otro lado se suman más personas que no acceden a ninguna clase de agua potable, con lo cual treparía a más de 7.000.000 y cerca de 20 millones de personas que actualmente no acceden al saneamiento. Es evidente que actualmente ni legal, ni socio-políticamente ni sanitariamente está garantizado el derecho humano al agua y saneamiento.

Informaciones complementarias :

Arsénico en 16 provincias. La zona poblacional es de 2,5 MM.

  • El Código Alimentario Argentino estableció un plazo de 5 años 
  • para llevar el nivel de arsénico en aguas de consumo a 10ug/l
  • El plazo vence en Junio de 2012
  • Niveles de arsénico permitidos a nivel internacional
  • USA, China, UE, Brasil 10 ppb

Buenos Aires : 31 localidades se encuentran expuestas.

Santa Fé : 19 departamentos. Al este de la línea, bajo nivel de arsénico. Al oeste alto nivel de arsénico. Hidroarcenisismo crónico regional endémico produce : cáncer de piel, vejiga, pulmón e hígado.

La población total provincial (de Santa Fe) estimada a 1999 es de prácticamente 3 millones de habitantes, de la cual el 91% es urbana y el 9% es rural. Según la información disponible por el Ente Regulador de Servicios Sanitarios para el inicio del año 1999, el 79% de la población total (2.357.651) consume agua a partir de los 213 servicios centralizados de agua existentes y en los cuales se conoce el acutal nivel de concentración de arsénico. De éstos, 196 servicios hacen uso de fuentes subterráneas del agua, abasteciendo a 867.522 habitantes y 17 servicios suministran agua superficial a aproximadamente 1.500.000 personas. Respecto al 21% restante de la población (unos 642.000 habitantes), se presume que consume agua preferentemente de pozos, cuya caracterización respecto a arsénico se desconoce.

Problema estructural : más de 5 MM de argentinos no acceden integralmente al agua.

Conclusiones

La Cátedra del Agua (F.C.P. y RR.II.) UNR, considera que conteste con lo que hemos investigado, podemos decir que jurídicamente no ha habido avances sobre el derecho humano al agua y saneamiento, como lo podemos ver ut supra. Sociológica y sanitariamente tampoco, habida cuenta que cerca de siete millones de personas no acceden a agua potable y 20 millones a saneamientos. Respecto al agua o bien por que hay red y tienen que acceder a agua de pozo contaminado, o bien hay red pero el agua tiene dosis de arsénico, que la vuelve intomable.

Si podemos decir que la temática se va convertiendo en visible y que los dirigentes estaduales lentamente están insertando el problema en la agenda pública. Pero, lamentablemente hoy en Argentina, no está garantizado el derecho humano al agua potable, lo que sí es preponderante es la escasez social y física del agua.

Proposición de inclusión del derecho humano al agua en el Código Civil argentino. 

No se hace referencia al derecho humano al agua en las leyes argentinas. Por contra, el artículo 41 de la Constitución señala que todas las personas tienen el derecho a un medio ambiente sano, y que  las autoridades son responsables de este derecho.

El acceso al agua, debe ser un derecho en el nuevo Código Civil. 

"... Todo buscar tiene su dirección previa que le viene de lo buscado..." Martín Heidegger

El siglo XXI, está subrayado por el agua. Varios motivos así lo indican, entre ellos por ser un derecho humano esencial y ser fundamental para la vida y que menos del 1% de la masa acuática es dulce y susceptible de ser potabilizada, ello nos da algunas señales, de las tantas, de la importancia de este bien.  

La Argentina que en la primera mitad del siglo XX, estuvo primera en la provisión de agua potable, actualmente está detrás de Cuba, Colombia, Costa Rica, Uruguay, México y Chile. Presenta la grave situación de que 21,60% de personas carecen de agua potable y 57,50% de habitantes no tienen sistema de cloacas. El panorama, a todo ello, se agravaría cuando se incremente el consumo en más del 50 por ciento en el período 2025-2050 en el mundo, con lo cual quedarían seriamente comprometidas las futuras generaciones.   

La Organización Mundial de la Salud define a la salud como "…un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades…". Este concepto enmarca a la salud en una perspectiva social integral, que resulta palmariamente vulnerado por la situación antes descripta. El agua es un bien de la humanidad, es un bien de la vida y así debemos reconocerlo. Es un derecho humano al igual que el saneamiento, declarado por Naciones Unidas el 28 de julio de 2010, Resolución 64/292 . En definitiva es un bien común universal.

Es desde un pensamiento complejo e interdisciplinario, que el nuevo Código Civil argentino debe dar cuenta sobre el agua, cristalizándolo en un derecho. 

Necesitamos tener una percepción comunitaria del agua y desde ésa visión abordar entre otras cuestiones la problemática urbana y rural, la tensión calidad y cantidad, el diagnóstico de la problemática y la prevención del stress hídrico como así también la razonabilidad de la huella hídrica. Todo ello ayudaría a proteger y juridizar el agua.

Importante es denotar que el bien del que hablamos, viene a reflejar distintos procesos políticos. Testimoniando sobre la inequidad en el acceso al agua, y por ende la vulneración de ciudadanía que produce.  

Al ser un derecho humano fundamental y un bien común universal de toda vida, el agua está fuera del comercio. Es un derecho inalienable e imprescriptible. Este marco situacional nos sindica que el agua debe estar en manos públicas, democráticas y de intensa participación ciudadana efectiva. Es necesario remarcar que la temática del agua está atravesada por dos ejes fundamentales a saber, que el agua y el saneamiento es un bien común y un derecho humano esencial, y que debe ser gestionada por la administración pública y comunitaria.  

El problema de la no accesibilidad al agua apta para el consumo, es un problema fundamentalmente de los países del hemisferio sur. Los guarismos indicativos de no accesibilidad al agua apta para el consumo al igual que el saneamiento, se patentizan en América Latina, Africa y Asia. No se refleja en los países desarrollados, dónde la cobertura promedio es de más del 90%.

El Código Civil argentino vigente, responde a la cultura cartesiana e individualista decimonónica . Este cuerpo de normas jurídicas coadyuvó a conformar el Estado Individual de Derecho. Donde familia, propiedad y herencia eran en el siglo XIX bases sistémicas fundantes.  

En el mundo a fines del siglo XX, comienzan a agitarse, entre otras cuestiones, la problemática ambiental en general y el derecho al agua en particular. Sus fuentes, entre otras, la podemos ver en la Conferencia de Estocolmo de 1972, los Límites al Crecimiento del Club de Roma, el documento de la Fundación Bariloche, el trabajo de Rachel Carson de la “Primavera Silenciosa”, la Conferencia de la ONU sobre el Agua en Mar del Plata en 1977, el Informe Bruntland de 1987 sobre desarrollo sustentable y la gran conferencia de la Cumbre de la Tierra en 1992 en Río de Janeiro.  

Este proceso de concientización hídrica y ambiental, se va a ver fortalecida en el año 1997, cuando pensador Riccardo Petrella , Director Honorario de la Cátedra del Agua (Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales) UNR, publique su obra el “Manifiesto del Agua”, en la que va a evidenciar la importancia del agua como bien común y base esencial de cualquier otro derecho. A tales fines también ayudó, la Cumbre de los Pueblos en Río + 20, que sostuvieron que el acceso al agua y al saneamiento es un derecho humano esencial.

El derecho al agua es transversal a todo el derecho, incluído al civil.   

El proyecto del nuevo Código Civil, debe dar respuesta a la corriente jurídica latinoamericana que recepciona al agua como derecho humano. Debe dar cuenta también conteste con el artículo 41 de la constitución de la nación argentina, en declarar como bienes comunes al agua y al aire.   

El nuevo Código Civil, debe reestablecer el artículo 241, expresando lo siguiente que “…El acceso al agua apta para el consumo y al saneamiento es un derecho humano esencial, garantizado por el Estado…”. Hay que tener en consideración que la Argentina, el 28 de julio de 2010, votó en la Asamblea de la ONU la resolución nro. 64/292 donde se estableció que el acceso al agua y saneamiento es un derecho humano esencial. Sin este derecho no se puede construir juridicidad alguna.

La realidad nos indica que tenemos que ir hacia un Estado Social Ambiental de Derecho. Estableciendo que el agua es un derecho humano garantizado por el Estado. 

En definitiva Argentina, debe ambientalizar al nuevo Código Civil , siguiendo así la legislación de países como Bolivia, Ecuador, Venezuela y Uruguay.

La ley es una necesidad para la realidad. Metaforizando, es la foto que da sentido a la película social. El agua es la foto de todos los tiempos y sociedades, llegó la hora que la ley la tome, para transformarla en derecho.